Importante: el compromiso y la formación de nuestros profesionales nos hace grandes

El trabajo de Arción no sería posible sin los cientos de personas que trabajan en la empresa. Profesionales que, día a día, demuestran su excelente formación y su compromiso alcanzando los objetivos de crecimiento de nuestra constructora.

Compromiso

Arción se ha comprometido desde sus inicios a formar a sus profesionales, de capacitarlos y de ayudarlos en su crecimiento. Y esa es la principal clave de nuestro éxito. Sin el cuidado por el detalle y el compromiso de todo nuestro personal, Arción no sería lo que ha llegado a ser en el mundo de la construcción. El éxito es fruto del esfuerzo de todos.

Formación

El equipo profesional de la empresa de construcción, así como los trabajadores de nueva incorporación, reciben programas de formación dirigidos a asegurar que cuenten con la preparación adecuada para desempeñar sus funciones.

Nos preocupamos de la formación de nuestra gente. Sabemos que el conocimiento es una fuente inagotable de ventaja competitiva y uno de los motores más sobresalientes para la generación de riqueza de un país, por lo que no dudamos en invertir en él.

 

Compromiso y formación han sido dos de los pilares básicos de Arción con sus profesionales desde la fundación de la constructora, y así va a continuar siendo.

 

El secreto de construir edificios y carreteras

El principal secreto de una empresa constructora como Arción que no solo construye edificios sino también carreteras y vías de tren, consiste en ver todo a través de nuestro particular punto de vista, lo que significa que:

Construir edificios es algo más que poner un ladrillo encima de otro.

Construir es levantar las casas donde vivirán y soñarán las generaciones del mañana.

Por eso, comprometidos con la sociedad que nos acoge desde hace tantos años, siempre hacemos el esfuerzo de trabajar para ella con eficiencia, empeño, calidad y un absoluto respeto al entorno.

Nos honra la confianza que muchas ciudades han depositado en las construcciones de sus edificios. En Valencia, donde está nuestro corporativo, fuimos los responsables de dar vida al Museo De L’almoina. En Vinaroz, el Colegio Público Forget. Y en Daimiel, el Centro de Especialidades, Diagnóstico y tratamiento.

Construir carreteras y vías de tren es mucho más que unir dos puntos.

Construyendo carreteras y vías de tren que unen ciudades generamos empleo, acercamos personas y contribuimos al desarrollo y modernización de España y de otros países.

Arción ejecuta obras de infraestructura con tecnologías y metodologías adaptadas a nuestros tiempos. Nos caracterizamos por contar con procesos de altísima calidad y por ser capaces de construir grandes proyectos públicos con absoluta seguridad y minimizando el impacto ambiental.

Miles de personas circulan cada día por carreteras, como la Autovía A-1, tramo Manoteras-San Sebastián de los Reyes (Madrid), Autovía A-42 Madrid-Toledo y la Autovía A-5 en el tramo de Oropesa, y por muchas otras carreteras que tienen el sello de Arción.

Infinidad de pasajeros se suben cada día a trenes que viajan por tramos ferroviarios que nosotros hemos acometido, como el tramo del AVE Madrid-Valencia.

Ahora ya conocéis nuestro secreto. En Arción vemos nuestro trabajo como algo más que construir edificios o carreteras y vías de tren. Vemos todo lo que ello significa y el valor que ello aporta a la sociedad, por eso disfrutamos tanto con lo que hacemos.

La evolución de Arción paso a paso

La evolución de Arción paso a paso

Arción desde su nacimiento ha sido una empresa en constante evolución. Sólo hay que ver la trayectoria de esta empresa valenciana para observar que en tan sólo una década, Arción ha conseguido estar entre la élite de las constructoras nacionales.

Nacimiento Arción

Arción nació en 1984 como una compañía especializada en la restauración de obras emblemáticas del patrimonio cultural e histórico de España.

Evolución Arción

Desde entonces, sin perder el foco en nuestros orígenes, hemos evolucionado, con todos los cambios y procesos que ello conlleva, hasta tener el orgullo y la responsabilidad de construir carreteras y autopistas, ferrocarriles, viaductos, obras hidráulicas, urbanizaciones y todo tipo de obras de edificación.

En Arción trabajan cientos de profesionales. No hay que olvidar que muchas veces la evolución implica pasar por momentos difíciles, por ello en Arción aspiramos, en el marco de una cultura corporativa socialmente responsable caracterizada por la ética profesional, a la plena satisfacción de nuestros clientes.

Estamos presentes en algunas de las construcciones más importantes de nuestros días, como el tren de Alta Velocidad Español (AVE). Estamos a la vanguardia de nuestro sector con obras como la Escuela de Artes de Guadalajara o el Parking robotizado del Centro de Valencia.

Futuro Arción

Estamos concentrados en el futuro. Desde nuestros comienzos nos hemos esforzado por actualizarnos y conseguir los últimos avances en cuánto a tecnología y recursos materiales.

Arción ha evolucionado gracias al esfuerzo de grandes profesionales, y nuestra mayor recompensa es, y será, obtener buenos resultados con clientes satisfechos.